Siempre aconsejamos a los anfitriones que sean conscientes de sus responsabilidades. Ser anfitrión te abre las puertas a experiencias muy enriquecedoras, pero también conlleva una serie de compromisos. Además de tener en cuenta los estándares de hospitalidad, aquí tienes algunos consejos sobre cómo ser un anfitrión responsable.*

Seguridad
¿Qué puedo hacer para que garantizar la seguridad de mi alojamiento de cara a los huéspedes?

PROCEDIMIENTOS DE EMERGENCIA

Información de contacto:

Facilita a tus huéspedes los teléfonos de emergencias locales e indícales dónde se encuentran el hospital y el centro de salud más cercanos. Proporciónales un número de contacto en el que poder encontrarte fácilmente si surge alguna emergencia, además de uno adicional. También debes dejarles claro cómo ponerse en contacto contigo si tienen dudas o algún tipo de problema.

Suministros:

Ten un botiquín disponible y a mano.

Prevención de incendios:

Asegúrate de que la alarma de incendios y el detector de monóxido de carbono funcionen, y de que tu propiedad cumpla con las normativas de seguridad gubernamentales aplicadas en tu zona (p.ej. la norma UNE 23034:1988). Debes contar con un extintor en perfecto estado de funcionamiento y mantenimiento.

Salidas:

Asegúrate de indicar claramente cualquier salida de emergencia y pon un mapa en tu alojamiento.

REDUCE LOS RIESGOS

Privacidad:

Respeta siempre la privacidad de tus huéspedes. Indica claramente si tu alojamiento dispone de cámaras de seguridad o cualquier otro dispositivo de vigilancia tanto en las zonas interiores como exteriores. Asegúrate de conocer y cumplir la legislación vigente tanto a nivel local como nacional.

Límite de huéspedes:

Establece unos límites de permanencia seguros: consulta las directrices a seguir en tu administración local.

Acceso:

Revisa tu alojamiento en busca de cualquier zona donde los huéspedes puedan tropezarse o caerse. Puedes retirar el elemento que la hace peligrosa o marcarlo para que se vea claramente. Arregla cualquier cable que esté a la vista. Las escaleras deben ser seguras y tener barandillas.

Protección para los niños:

Asegúrate de que tu alojamiento es seguro para los niños o avisa a los huéspedes de cualquier peligro potencial.

Climatización:

Asegúrate de que tu alojamiento esté ventilado correctamente y de que el regulador de la temperatura se pueda localizar fácilmente y funcione. Además, debes dejarle claro a tus huéspedes cómo usar la calefacción sin peligro.

VECINOS
¿Qué puedo hacer para afectar lo mínimo posible a mis vecinos?

Normas del edificio:

Asegúrate de explicar las normas de las zonas comunitarias de tu edificio a tus huéspedes. También puedes informar a tus vecinos de que vas a tener huéspedes y recordar a estos últimos que no les molesten (p. ej. que no llamen a su puerta o portero automático para que les dejen pasar).

Fumadores:

Si en tu alojamiento está prohibido fumar, te recomendamos que pongas carteles para recordárselo a tus huéspedes. Si, por el contrario, está permitido, recuerda dejar ceniceros a su disposición en las áreas indicadas.

Aparcamiento:

Deja claras las normas de aparcamiento de tu edificio o vecindario a los huéspedes.

Ruidos:

Pídele a tus huéspedes que intenten no hacer mucho ruido. Es posible que debas plantearte bien si vas a permitir que haya bebés, mascotas o se celebren fiestas. Crea una política que contemple la posibilidad de que tus huéspedes inviten a otras personas y asegúrate de que tienen muy clara tu postura sobre las fiestas.

Mascotas:

Si permites que haya mascotas, asegúrate de indicar a los huéspedes dónde están los parques cercanos y explícales las costumbres locales (p.ej. limpiar lo que ensucie su perro). Guárdate un as en la manga por si su mascota molesta a los vecinos: por ejemplo, puedes tener a mano el número de teléfono de algún hotel de mascotas cerca de tu alojamiento.

Normas de la casa:

Para evitar sorpresas, puedes incluir la información que aparece arriba en la sección “Normas de la casa” de tu anuncio de Timesroom.

PERMISOS
¿A quién tengo que notificarle que voy a ser anfitrión en Timesroom?

Contratos:

Consulta las normativas de tu asociación de propietarios o junta cooperativa para asegurarte de que no existe ninguna prohibición contra el subarrendamiento o cualquier otra restricción que no te permita ser anfitrión. Lee tu contrato de arrendamiento y ponte en contacto con el casero o propietario si es necesario. Puedes añadir una cláusula adicional a tu contrato que tenga en cuenta estos asuntos y que describa las responsabilidades y obligaciones de todas las partes.

Compañeros de piso:

Si tienes compañeros de piso, puedes plantearte la posibilidad de redactar un acuerdo con ellos donde figure información como con qué frecuencia piensas hacer de anfitrión, cómo te vas a asegurar de que tus huéspedes siguen las normas de la casa o incluso si vas a repartir las ganancias con tus compañeros, en caso de que creas que debes hacerlo.

Vecinos:

Plantéate la posibilidad de avisar a tus vecinos de que vas a ser anfitrión y de explicarles qué medidas piensas tomar para asegurarte de que los huéspedes no les perjudiquen ni molesten.

Viviendas de protección oficial:

Si resides en una vivienda de protección oficial o subvencionada públicamente, puede que se te apliquen normativas especiales. Si tienes dudas al respecto, seguro que el administrador de la propiedad puede ayudarte a resolverlas.

NORMATIVAS
¿Qué normativas locales se aplican en mi caso?

Impuestos

Asegúrate de estar al tanto de todos los impuestos o licencias comerciales nacionales necesarios y aplicables en tu caso. Ten en cuenta los impuestos de ocupación hotelera o de alojamientos temporales, los impuestos sobre ventas y otros impuestos sobre el volumen de negocios (como el impuesto sobre el valor añadido o el impuesto sobre los bienes y servicios), y el impuesto sobre la renta.

Permisos o registros:

Asegúrate de que cumples con cualquier normativa urbanística, sobre permisos, de seguridad y de salud aplicable a tu caso. Es probable que las autoridades gubernamentales que regulan el uso y el desarrollo de la propiedad en tu zona puedan proporcionarte la información necesaria.

Alquiler regulado y limitado:

Si resides en una vivienda de alquiler regulado o limitado, puede que se te apliquen normativas especiales. Ponte en contacto con la Oficina de Vivienda o con otro organismo competente para obtener más información.

LA LEGISLACIÓN DE TU CIUDAD
Cuando decidas convertirte en anfitrión de Timesroom, es importante que entiendas cómo funciona la normativa vigente en tu ciudad. La información que te ofrecemos a continuación respecto a las regulaciones locales no pretende ser asesoría legal sino simplemente un primer punto de partida para tu búsqueda de información.

No hemos comprobado de forma independiente los enlaces que ofrecemos, por lo que incluso en el caso de que una página web o guía sea proporcionada por algún gobierno, te recomendamos que te asegures de su precisión. Es importante entender y respetar otros contratos o reglas que te afecten, como contratos de alquiler, normas de la finca, de la cooperativa, de las comunidades de vecinos, o reglas establecidas por asociaciones de inquilinos.

Si tienes preguntas sobre cómo se aplican a tu actividad, deberías contactar directamente con la Dirección General de Turismo de la Generalitat de Catalunya, con tu ayuntamiento o bien con tu asesor local para que te aconseje.

Cataluña/Barcelona
Comunidad Valenciana/Valencia

SEGURO
¿Qué tipo de seguro de cobertura debería escoger para mi casa?

Garantía al anfitrión:

Timesroom te ofrece la Garantía al anfitrión, pero ten en cuenta que no sustituye al seguro del propietario o del casero.

Cobertura básica:

Consulta la política del casero o del propietario con tu aseguradora para cerciorarte de que tienes el tipo de cobertura adecuado.

Responsabilidades:

Asegúrate de que tienes una cobertura de responsabilidad y una protección de la propiedad adecuadas.

Para obtener más información sobre Timesroom y su funcionamiento, consulta nuestras preguntas frecuentes.

*Por favor, ten en cuenta que Timesroom no puede controlar la conducta de los anfitriones y que, por tanto, nos eximimos de toda responsabilidad. Los anfitriones que no cumplan con sus responsabilidades podrían tener como resultado la suspensión de su actividad o la eliminación de su cuenta de la página web de Timesroom.